El antiguo jardín de La Maestranza

En el sector oriental de un plano de la ciudad pintado por Lucio Roldán para la Exposición Iberoamericana de Sevilla del año 1929, aparecen los símbolos de una mancha verde en la que se integran la alameda de la Fuente de la Dehesa y el jardín de la Maestranza.

La alameda ha ido desapareciendo poco a poco, engullida por el urbanismo y la Mestranza, conjunto de talleres al servicio de la Academia de Artillería, fue sustituida por la Base Mixta de Tractores y Carros de Combate, que necesitaba mayor superficie. Sólo el jardín subsiste, aunque ya nadie lo conozca por su antiguo nombre.

Se creó en 1863 y en situación muy periférica para la época, aunque debía ser lugar frecuentado por quienes gustaban del paseo tranquilo y placentero, como dejan entrever las palabras del alcalde cuando pidió que se aprobara su realización, al resaltar “la conveniencia de que el terreno inmediato a la plaza de toros de esta capital, entre el camino de La Maestranza y el de La Granja, se arregle y ponga de arbolado, con lo cual se hermoseará aquel sitio tan concurrido y servirá de desahogo para el público”.

El jardín se hizo pero las expectativas no se cumplieron. La gente no acudió tanto como se había esperado y el espacio, el entorno inmediato al menos, se fue convirtiendo en basurero y escombrera, degradándose tanto que en el Ayuntamiento se llegó a pensar que deberían venderse todos los terrenos de la zona, incluyendo el jardín.

Por suerte, el proyecto no prosperó sino que en la sesión municipal del día 8 de agosto de 1914 -Europa ardía ya, azotada por la guerra-, se pidió “que los jardines que existen frente al Parque de Artillería no sólo no se vendan sino que debe acordarse su ampliación hasta limitar con la carretera”. Sí se vendieron, sin embargo, los terrenos colindantes al precio de 25 cts de peseta el metro cuadrado.

Entre lo vendido estaba el ángulo sureste, donde el comprador edificó una modesta casa a la que dio el pomposo nombre de villa, añadiendo el Ángela que posiblemente fuera el de su esposa.

Montó allí un bar y, entre enredaderas encubridoras, una pista de baile. Y la gente que acudía, tomando el todo por la parte, bautizó el lugar como Jardín de Villángela, algo que el Ayuntamiento, no muy bien informado, ha oficializado.

La ampliación pedida en 1914 llegó en 1920, materializada por el Director de Arbolado del momento, Ángel Cuencas, y conocemos bien sus detalles por el plano que dibujó, conservado en el Archivo Municipal.

Del jardín primitivo quedan dos espléndidos pinos piñoneros –Pinus pinea-, plantados al mismo tiempo que se pusieron los del Pinarillo; de la ampliación de 1920, la traza general con su división en dos niveles, los castaños de Indias –Aesculus hippocastanum– y los lirios, color morado nazareno, del talud del lado norte; y de otra reforma posterior, los boleanos –Populus alba, var. Boleana- y once libocedros –Calocedrus decurrens-.

De estos últimos me ocupo. En un informe hecho para el Ayuntamiento, el funcionario apunta la existencia de 11 tuhias. Pero, no.

Son unos hermosos libocedros, al viento su silueta columnar, únicos ejemplares de la especie que hay en los jardines segovianos. Ahora que el terreno que ocupó la villa Ángela ha sido recuperado e incorporado al jardín, se nos habría podido ocurrir decir “vamos al jardín de los libocedros”. Pero si los confundimos con tujas…

Es un jardín que tiene momentos muy bonitos: el de la floración de los lirios, de las rosas, de los castaños… Tiene fuente y bancos. Y en su centro se ha colocado un monumento a la mujer que sufre.

Es obra de Otero Besteiro, ignoro si hecha para esta ciudad y para este jardín o colocada porque sí. La escultura se aproxima a los esquemas del expresionismo abstracto, que deforma unas formas que nunca dejan de ser reconocibles. Me resulta una imagen triste. Su vista me trae un recuerdo que ya iba quedando atrás en mi cabeza: un vecino, y amigo, una Navidad se subió a uno de los pinos. Quería coger unas piñas que regalar a sus hijos. Cayó y no pudo llevárselas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s