Los jardinillos de San Roque

Los jardines segovianos, que tanta admiración despertaron en viajeros foráneos, no han conseguido motivar a escritores locales, entusiastas glosadores de los grandes monumentos pétreos de la ciudad. Es posible que siempre les hayan juzgado demasiado humildes y, por lo mismo, no merecedores de gastar tinta en ellos.

Que yo sepa, sólo Marceliano Alvarez Cerón empleó su pluma en cantar a un jardín, el mismo al que dedico esta entrada:

PASEOS EMOTIVOS. Los jardinillos de San Roque. ¿Estuviste alguna vez en ellos después de un aguacero estival? Seguramente no, porque en circunstancias tales los hemos visto solitarios, tan solitarios que, en la apacibilidad maravillosa de los crepúsculos apacibles, tienen algo de místico. Si el aguacero fue reciente y fugaz, y ya el cielo se ha pacificado, el césped estará brillante, el follaje habrá adquirido una tonalidad más intensa o más solemne y ambos parecerán de terciopelo esmeraldino...

No nos extrañe que fuera un jardín solitario. Se trazó bastante alejado del área ocupada por el caserío de la ciudad, cuando la municipalidad decidió su creación en un espacio conocido como Campo de San Roque, por alzarse en él las ruinas de una ermita dedicada al santo protector de la peste.

Ese alejamiento le hizo poco frecuentado hasta que el año 1867 se construyó un puente sobre el arroyo Clamores, a levante de San Millán, una obra que se convirtió en incentivo para otras ya que, poco más tarde, se presupuestaron 6.100 pesetas con 10 céntimos para conducir agua, instalar una fuente y plantar árboles.

Lo básico había concluido en 1872 pues, en el acta de una de las sesiones municipales de aquel año, se lee: Habiéndose abierto al público los jardines del Campo de San Roque se nota en ellos la falta de asientos precisos para la comodidad y recreo de los concurrentes.

¿Por qué los segovianos rechazaron la palabra jardines y pasó a llamarles jardinillos? Para ellos, jardines eran los del Real Sitio, extensos y espléndidos; los de San Roque, aunque trazados a su semejanza, eran pequeños y modestos así que… Mejor jardinillos.

Imagen de un rincón de los jardinillos tomada en 1970.

Tras un talud que por el oeste salva el desnivel existente entre la calle y la superficie aterrazada, ésta se dividía en dos partes prácticamente iguales: en una, árboles, la fuente con surtidor y bancos, todos de granito, aunque los antiguos fueron sustituidos por otros que donó la desaparecida Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Segovia; en la otra, dispuestos a ambos lados de dos calles que se cruzan, parterres de desigual dibujo, limitados por setos y sencilla topiaria de olmo (hoy de aligustre), y rodeados, al norte y levante, por cipreses y dos cedros que ya son más que centenarios.

Fue siempre un espacio tranquilo, idílico casi, cuidado y embellecido con el color de las rosas y de las flores de temporada que se cambian siguiendo el ritmo de las estaciones.

Se le quitó un trozo el año 1943, cuando la Delegación de Sindicatos construyó, destinado a Feria de Muestras, un pabellón que luego ha tenido diversos, y útiles, usos; ganó público cuando el trazado de la avenida Fernández Ladreda hizo más fácil la comunicación con la ciudad; se le dotó de un kiosko-bar con terraza y de una pista de cemento en la que, según la edad y el momento, se bailaba o se patinaba… Y hasta acogió un tiovivo que, durante décadas, hizo las delicias de los niños.

El año 1958, en la cabecera y enmarcado por los que ya eran dos imponentes cedros, se levantó un monumento dedicado a Aniceto Marinas. Sencillo: unos bloques y un pedestal de granito entre los que casi se pierde el busto del escultor, realizado en bronce por Mariano Benlliure.

UNA CONVOCATORIA. Anualmente, la Cofradía de la Soledad al pie de la cruz, imagen que Aniceto Marinas donó a la parroquia de San Millán, en la que fue bautizado, convoca a todos los segovianos que quieran honrar su memoria a llegarse hasta el jardín, escuchar un breve y emocionado discurso y descubrir cómo las plantas se abren a la primavera.

NOTA: Dedicado a Marcelo Laínez y Ortiz de Paz, director de arbolado de la ciudad de Segovia y autor de las trazas de los jardinillos; a Marceliano Älvarez Cerón, uno de los fundadores de la Universidad Popular Segoviana y único autor local que escribió sobre ellos; y a Pedro Luis Peñas, inquieto buscador y comunicador de historias e imágenes poco o nada difundidas de Segovia, quien me pidió que les dedicara una entrada en mi blog.

5 Comments

  1. ¡Qué bien saber que son tan antiguos y enterarme de cómo han cambiado con el tiempo! Preciosa descripción. A mí siempre me gustarán más los bancos imperecederos de granito, que aquí dices que ya no están. Tampoco sabía que S Roque era protector de la peste.
    ¿Y qué pasó con la ermita?
    Gracias

    Me gusta

    1. Hola, maja. Sí hay bancos de granito aunque son más modernos. Los puso la Caja de Ahorros, alrededor de la fuente. Por los paseos son de madera. La ermita se arruinó y en lugar de reedificarla se transformó en jardín. En Segovia, durante el siglo XIX, muchos de los jardines que se hicieron ocuparon solares que dejaban las iglesias demolidas. Juan Manuel Santamaría López

      Me gusta

  2. Muy interesante saber que son tan antiguos y enterarme de cómo han cambiado con el tiempo. Preciosa descripción. A mí siempre me gustarán más los bancos imperecederos de granito, que aquí dices que ya no están. Tampoco sabía que S Roque era protector de la peste.
    ¿Y qué pasó con la ermita?
    Gracias

    Me gusta

  3. Como siempre no dejas de sorprender con tus explicaciones de los bonitos parques y jardines que tiene la ciudad. Para mí los “humildes” jardinillos de San Roque son sinónimo de verano, fuente, tío vio, carreras entre los parterres y horchata fría…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s