La Dehesa Vieja de Pedraza

Hoy os voy a invitar a un viaje por la geografía, la historia y la tradición recorriendo la Dehesa Vieja de Pedraza, un “bien de propios” que pertenece al municipio pedrazano por antiquísima concesión real.

Los “bienes de propios” que se recibían podían ser tierras de cultivo, montes y pastos, eran inalienables y estaban sometidos a un régimen de uso regulado por ordenanzas que, en el caso de los pastizales, fijaban todo lo concerniente a los ganados, ya fueran trashumantes o estantes, asignando a estos últimos con exclusividad ciertos terrenos que recibían el nombre de dehesas boyales, independientemente de que en ellos pacieran bueyes, caballos o asnos, cuidados, vieja estampa, por vaqueros, yegüeros o burreros.

DSC00922

Algunas dehesas, superando la presión urbanística y la especulación del suelo, perduran convertidas en parques urbanos. Otras mantienen los usos tradicionales, caso de la Dehesa Vieja de Pedraza, finca de unas 300 hectáreas, cercada por tosca pero firme tapia de piedra, a la que todavía llevan sus ganados a pastar los vecinos de la Villa y de sus lugares anejos, La Rades y La Velilla.

A Pedraza, escribió alguien, hay que ir si se quiere soñar leyendas y yo, estando en Pedraza, hubiera querido escribir un relato fantástico para explicar por qué esta dehesa, un espacio de suelos silíceos que estuvo poblado de robles y encinas -consta esta circunstancia en documento del siglo XIV-, hoy, por la intervención de ignoro que extraño poder, sólo tiene enebros, especie que se adapta mejor a los resecos suelos calizos de las lastras.

Pero es un espacio modelado con tan suaves ondulaciones y con un declive tan mínimo que me resulta más fácil describirle como se muestra a la vista: una maqueta hecha para que los escolares puedan estudiar todo lo relativo a una red fluvial desarrollada en un trozo de piedemonte, con tollas de las que afloran los ríos, valles en u de origen glacial y valles en v abiertos por las corrientes de agua, desniveles que crean cascadas, rápidos deslizándose por los roquedos y serpenteantes meandros dibujados en el llano, todo perceptible aunque no haya agua -como frecuentemente sucede- y fluyendo hacia la corriente principal, el río del Vadillo, tan menguado de caudal que no necesita tener un vado para ser cruzado.

DSC00928

Caminar por la Dehesa Vieja sin prisa es un placer. Por las praderas o bajo los árboles pacen las vacas que, aunque no se vean, dejan oír el lento y tranquilizante sonido de sus esquilas y cencerros. A poniente se alcanza a divisar el pintoresco caserío de la Villa, en panorámica que uno podría estar admirando durante horas. Y por levante está La Sierra, muralla maciza, azul de lejanías o blanca de nieves. ¿Sabéis que los naturales de la Tierra de Pedraza decimos La Sierra, con mayúsculas y sin otro añadido, cuando hablamos de la sierra? Es una de las peculiaridades que nos quieren quitar metiéndonos en la Sierra de Guadarrama. ¿Y, eso?

DSC00884

La vegetación, sin embargo, castigada por siglos de pastoreo es pobre. La especie arbórea dominante es el enebro –Juniperus thurifera-, del que hay masas densas y buenos ejemplares, aunque ninguno extraordinario; en el subvuelo pueden verse jabinos -Juniperus communis-, endrinos –Prunus espinosa-, escaramujos –Rosa canina– y zarzamoras –Rubus ulmifolius-, siempre dispersos, como para no estorbar al paseante y para que ni en el enebral ni en la pradera falten unas pinceladas de color.

DSC00879 - copia
DSC00889 - copia

Detalle de un jabino y de un cardo corredor.

Sobre la hierba de la pradera, bien segada por el diente del ganado, abundan los gamones –Asphodelus albus-, el cardo corredor –Eryngiun campestris-, el poleo –Menta pulegium– y los quitameriendas –Merendera bulbocodium-, heraldos del otoño. En las raíces del eryngium agarran las esporas del Pleurotus eryngii, esa seta tan exquisita.

**********************

Un rito colectivo con escenario en la Dehesa Vieja tiene lugar una vez al año, al celebrarse las fiestas patronales en honor a la Virgen del Carrascal. En el corazón del enebral hay un encerradero al que se llevan los novillos que habrán de ser lidiados en la plaza de Pedraza.

DSC00878

A ver los novillos. ¡Menos mal que esta invasión de automóviles sólo se da un día al año!

Y un día antes y desde que se tiene memoria -año 1550-, los vecinos gustan de acercarse a la Dehesa Vieja y llegar hasta el encerradero para contemplar a los animales, estudiarlos y hacer comentarios sobre los mismos, un pretexto para luego extenderse por la pradera o buscar el abrigo de los peñascos, abrir el bolso nevera -antes la fiambrera y la bota- y merendar en un ambiente de alegría y bulla.

DSC00871 - copia

El día siguiente, por la mañana, tiene lugar el encierro. En carrera espectacular y bajo la vigilancia de caballistas, novillos y cabestros salen de la dehesa para correr los tres kilómetros que les separan de la única puerta de acceso a la Villa, a la que los animales llegan casi sin resuello. Es el mismo camino, aunque en dirección contraria, que hacían los vecinos en su huida de La Aldea maldita –que no era otra que Pedraza, una marcha épica, la más espectacular de cuantas ha rodado el cine español.

Nota. Los encierros y corridas de novillos se vienen celebrando en Pedraza desde hace 468 años. ¿No sería este un buen momento para dejar de maltratar, y matar, a tan hermosos, nobles y bravos animales?

3 Comments

    1. Bien por tu reseña, que demuestra que sigues atento a lo que se dice de lo que consideramos nuestro pequeño mundo. Una nota. Antes de la magnífica La aldea maldita, en Pedraza se rodaron otras dos películas: La barraca de los monstruos y Los chicos de la escuela, en 1924 y 1925 respectivamente.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s